Depresión

Ansiedad o ataque al corazón, cómo diferenciarlos

Los ataques al corazón y los ataques de ansiedad son dos patologías que comparten ciertas características, por lo que en ocasiones algunas personas las llegan a confundirlas

Por Alberto A. Amarillas

- 05 de Mayo de 2022 - 11:19 hs
Ansiedad o ataque al corazón, cómo diferenciarlos

Ansiedad o ataque al corazón, cómo diferenciarlos (Pixabay)

La ansiedad es un trastorno de la salud mental que se puede confundir con un infarto o ataque al corazón.  Generalmente las personas que padecen ansiedad en un grado crónico pueden experimentar sensaciones similares a las de un infarto, por lo que suelen agudizar algunos sentimientos de miedo o desesperación. Sin embargo, su salud cardiovascular no está en riesgo como tal.

Al respecto, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos señala que las personas que padecen ansiedad pueden llegar a un grado conocido como ataques de pánico en el que sienten dolor en el pecho, pueden tener latidos acelerados y sudoración, por eso es común que puedan confundirlo con infartos.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Sin embargo existen diferencias notorias e importantes que debe conocer para identificar uno y otro problema, ya que se requieren tratamientos y atención de diferente tipo para cada situación.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la ansiedad es un trastorno que actualmente padecen cientos de millones de personas en el mundo, mientras que los infartos se vinculan con una de las principales causas de mortandad en el planeta.

¡Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Depresión!

Sin embargo, al ser dos enfermedades completamente diferentes, cada una requiere una atención específica, por ello es importante diferenciar las causas, síntomas y consecuencias de cada una, pues en la medida que se traten con anticipación, pueden evitar complicaciones, las cuales pueden ser muy graves.

¿Qué diferencia un infarto de un ataque de ansiedad?

Una de las diferencias más importantes entre un infarto y un ataque al corazón es la causa que de cada patología. En el caso de un infarto se trata de la formación de un coagulo en la arteria coronaria, lo cual se encarga de suministrar los niveles correctos de sangre y oxígeno al corazón. Cuando esto sucede, la obstrucción provoca que los latidos disminuyan, y en seguida se desencadenan una serie de síntomas como sudoración fría, vómitos, sensación de comezón en el brazo izquierdo, molestias en la mandíbula y un dolor fuerte en el centro del pecho, algo que es muy importante tomar en cuenta.

Lea también: Café y ansiedad: ¿Es la cafeína la culpable de detonar la ansiedad?

En cambio, los ataques de ansiedad se desprenden de una preocupación o una sensación de miedo sobre algunas situaciones que las personas no pueden manejar o no han podido resolver. Esto genera un cambio en las palpitaciones, opresión en el pecho, escalofríos, ahogo y en algunos casos se llega al desmayo.

Click para cargar encuesta

Como se pudo observar, ambos padecimientos tienen síntomas similares, sin embargo, dentro de la sintomatología también hay diferencias que ayudan a distinguir entre un infarto y un ataque de ansiedad, como lo siguiente:

Intensidad y localización del síntoma: los infartos tienen como signo de alerta el dolor intenso en el pecho, el cual se puede extender al cuello y al brazo izquierdo, mientras que el ataque de ansiedad puede provocar un dolor en cualquier parte del cuerpo.

Le puede interesar: Ansiedad en hipertensos: Por qué ocurre y cómo calmarla

Duración de los síntomas hacen otra diferencia

Otro de los criterios que sirven para diferenciar entre un ataque de ansiedad y un infarto es la duración de los síntomas. Los infarto son un suceso que manifiesta un dolor intenso, al grado de puede ir aumentando durante varios minutos, en tanto que un ataque de ansiedad oscila entre 5 y 10 minutos.

Variación del dolor: cuando una persona sufre un infarto, experimenta un dolor que no se puede controlar, mientras que las molestias por el ataque de ansiedad disminuyen en cuestión de minutos cuando se realizan ejercicios de respiración, caminan o ingieren algún alimento.

Control de las emociones: una persona que sufre un infarto no ve alterada las emociones de forma abrupta como quienes padecen ansiedad, ya que estos últimos.

Síguenos en

En esta nota

Alberto A. Amarillas

Soy licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Desde el 2015 comencé a trabajar en el periodismo, y uno de los temas que más me apasiona es la salud. En mi trayectoria en los medios de comunicación he tenido la oportunidad de desempeñarme en diferentes áreas, como el deporte, la política y la investigación. Además, mi estancia en Debate Media me ha dado la oportunidad de capacitarme en diferentes cursos impartidos por profesionales de renombres, enfocado en generación de contenido dirigido a los sitios web. Una de estas certificaciones la obtuve a través de la Universidad de Guadalajara, y actualmente me desempeño como periodista del sitio Soy Vida, una plataforma especializada en temas de salud, que ofrece la mejor información con respaldo científico en tema de Diabetes, Hipertensión, Obesidad, Depresión y Enfermedades.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Depresión

Síguenos