Depresión

Estrés: Cómo el ejercicio puede ayudar a controlarlo

Además de bajar de peso, el ejercicio tiene muchos beneficios para nuestra salud mental y una de ellas es controlar el estrés

Por Flor Valenzuela

-
Estrés: Cómo el ejercicio puede ayudar a controlarlo

Estrés: Cómo el ejercicio puede ayudar a controlarlo (Freepik)

El ejercicio es fundamental para nuestra vida diaria. Este no solo nos hace bien en nuestra salud física, si no que también en la mental. Y ¿Cómo es que nos ayuda en nuestra salud mental? Léalo más adelante.

Así como leyó en el título, el ejercicio nos hace bien y nos ayuda a controlar el estrés. Es sorprendente todos los beneficios que trae a nuestra salud y eliminar el estrés otro de sus ventajas.

Si eres de las personas que se la viven ocupados por el trabajo y no tienen ni tiempo para incluir este en su rutina diaria, debes de dártelo porque así podrás ser más productivo en tu trabajo.

Lo mejor de esto es que no necesitas hacer ejercicio pesado o difícil, puedes hacer algo sencillo como yoga, aerobics y más. Consulta a un profesional para ver la mejor opción de ejercicio para usted, su tiempo y su salud.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Cómo el ejercicio libera el estrés

Y ahora debemos conocer las maravillas del ejercicio, ya que este aumenta su salud general y tu sentido de bienestar, lo que aporta energía a tu ritmo de vida todos los días. Pero el ejercicio también tiene algunos beneficios directos que combaten el estrés y son los siguientes:

Aumenta las endorfinas. La actividad física ayuda a aumentar la producción de los neurotransmisores del cerebro que nos hacen sentir bien, denominados endorfinas. Aunque esta función con frecuencia se describe como la satisfacción que se siente al correr, un partido de tenis emocionante o una caminata para disfrutar de la naturaleza también pueden generar la misma sensación.

Es una meditación en movimiento. Después de un vertiginoso partido del deporte que sea o ejercicio, notarás que te olvidaste de los disgustos del día y te concentraste únicamente en los movimientos de tu cuerpo.

A medida que comiences a deshacerte con regularidad de las tensiones diarias a través del movimiento y la actividad física, tal vez descubras que este enfoque en una sola tarea, y la energía y el optimismo que genera, puede ayudarte a mantener la calma y la tranquilidad en todo lo que haces.

¿Conoces a alguien que sufra estrés?

Si 0%
No 0%

Mejora tu estado de ánimo. El ejercicio periódico puede aumentar la confianza en ti mismo, puede relajarte y puede disminuir los síntomas relacionados con la depresión leve y la ansiedad. El ejercicio también puede mejorar el sueño, que a menudo resulta afectado por el estrés, la depresión y la ansiedad. Todos estos beneficios del ejercicio pueden reducir tus niveles de estrés y darte una sensación de dominio sobre tu cuerpo y tu vida.

Consejos para iniciar con una rutina de ejercicio

Y ¿Cómo podemos empezar estos ejercicios? La rutina de ejercicio es muy fácil y a continuación le daremos algunos consejos para que comience los ejercicios en cuanto antes:

Habla con tu médico. Quizás sea conveniente que hables con el médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios si hace un tiempo que no te ejercitas o si tienes problemas de salud.

Camina antes de correr. Aumenta el nivel de tu estado físico de manera progresiva. La emoción por comenzar un nuevo programa puede dar lugar a un exceso de ejercicio y, posiblemente, causar lesiones.

Para la mayoría de los adultos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos recomienda un mínimo semanal de 150 minutos de actividad aeróbica moderada (como caminar a paso ligero o nadar) o de 75 minutos de actividad aeróbica intensa (como correr). También puedes hacer una combinación de actividad moderada e intensa.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Depresión

Haz lo que te guste. Prácticamente cualquier forma de ejercicio o movimiento puede aumentar tu nivel de estado físico y disminuir el estrés. Lo más importante es elegir una actividad que disfrutes. Entre los ejemplos, se incluyen caminar, subir escaleras, trotar, andar en bicicleta, practicar yoga, practicar taichí, hacer tareas de jardinería, levantar pesas y nadar.

Reserva un día para hacer ejercicio. A pesar de que tu agenda puede requerir un entrenamiento matutino un día y una actividad por la tarde el siguiente, reservar un momento para moverse todos los días ayuda a que tu programa de ejercicios se convierta en una prioridad permanente.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Depresión