Depresión

Estudio revela que la depresión estaría vinculada a bacterias

De acuerdo con la Organización Mundial de la salud, el trastorno depresivo es una enfermedad de la salud mental que actualmente padecen 300 millones de personas en el mundo

Por Alberto Anaya

- 22 de Diciembre de 2020 - 11:24 hs
Un estudio encontró que las bacterias pueden incidir en el funcionamiento del cerebro.

Un estudio encontró que las bacterias pueden incidir en el funcionamiento del cerebro. (pixabay)

Más de 300 millones de personas en el mundo padecen depresión actualmente, una enfermedad que pertenece a los trastornos de la salud mental y que se ha incrementado a partir del confinamiento por el Covid-19, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Diversas investigaciones han concluido que esta enfermedad se puede originar por factores sicológicos, sociales o genéticos, sin embargo, un nuevo estudio sugiere que la depresión podría estar asociada con otros factores, como los millones de microorganismos que viven en el microbioma, es decir, están en busca de una evidencia que confirme que se trata de un cuestión visceral, la cual se desarrolla por los millones y millones de estos organismos que viven en el cuerpo y que juegan un papel de suma importancia en la salud y el bienestar.

Específicamente, los estudios más recientes han descubierto que los microbios que viven en el tracto digestivo pueden influir de manera importante en las funciones del cerebro, incluida la salud mental.

Científicos de China, Estados Unidos y Europa han vinculado recientemente los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión severa con cambios que se presentan en cientos de especies de microbios instalados en el intestino, incluso, en lo últimos años ha surgido un nuevo término llamado psicobioma, pues cada vez está más asociada la salud mental con la salud intestinal.

¿Ha padecido depresión?

0%
No 0%

De acuerdo con José Ramón Alonso Peña, neurobiólogo y catedrático de Biología Celular de la Universidad de Salamanca, España, la microbiota del tubo digestivo, conocida anteriormente como flora intestinal, tiene una injerencia importante en todos los procesos relacionados al sistema nervioso, lo que puede influir en cuestiones sicológicas y de comportamiento, no sólo en los humos sino también en animales.

Según en el experto, los microorganismos producen sustancias que pueden llegar al torrente sanguíneo y por este medio cruzar la barrera hematoencefálica para alcanzar el cerebro. Sin embargo, aclara que el sistema nervioso puede incidir y actuar sobre las bacterias intestinales, sobre todo en cuanto a las proporciones de microoranismos, lo que significa que se trata de una comunicación bidireccional entre cerebro y microbiota, por lo tanto se cree que es una relación compleja en la que se involucra el cerebro, la microbiota y el sistema inmunitario.

¡Síguenos en Facebook YouTube!

¿Hay evidencia de esta relación en humanos?

Un estudio publicado en Nature Microbiology utilizó una secuencia de ADN para analizar la microbiota en un grupo de más de mil participantes, donde analizó al relación entre taxones de microbios y algunos indicadores de calidad de vida y los niveles de depresión que presentaban los voluntarios. Para esto, los científicos aplicaron una serie de encuestas, así como algunos diagnósticos que se obtuvieron por los médicos.

Como pate de los resultados, se encontró que las personas con depresión tenían una reducción de dos géneros de bacterias en la microbiota, la Coprococcus y Dialister. Este hallazgo se dio después de descartar posibles efectos de medicamentos utilizados para el tratamiento de la depresión.

También se observó que hubo un cambio en la proporción de algunas bacterias como la Flavonifractor, la cual había incrementado en pacientes con trastorno depresivo mayor, además, observaron que la Butyricoccus estaba asociada con algunos antidepresivos.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

Otra alteración que se encontró fue con respecto a la bacteria Faecalibacterium y Coprococcus, las cueles son productoras de butirato, una sutancia utilizada para reducir la inflamación del intestino, y que estaba asociada con una mayor calidad de vida de los participantes, mientras que la Flavonifractor se había asociado con negativamente con el funcionamiento físico.

Asimismo, los investigadores detectaron que había una correlación positiva entre calidad de vida y las habilidades potenciales de la microbiota intestinal para sintetizar algunos productos de degradación de la dopamina.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella! 

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Depresión

Síguenos