Depresión

Trastornos alimenticios: opciones de terapia según la afección

Los trastornos alimenticios son considerados problemas de salud mental, cuyo tratamiento implica algún tipo de terapia para su recuperación

Por Alberto Anaya

-

La terapia es un elemento fundamental para el tratamiento de los trastornos alimenticios. (pixabay)

Los trastornos alimenticios son padecimientos considerados graves de la salud mental, y como tal, la recuperación requiere de un tratamiento integral en el que es indispensable la terapia. Una de las razones por las que una persona con anorexia, bulimia o cualquier otro trastorno de la conducta alimentaria necesita apoyo sicológico es porque ha desarrollado pensamientos o ideas en torno a la comida, su cuerpo o su peso, y por ello se crea una distorsión de la realidad que afecta a su salud física y emocional.

En ese sentido, un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos sostiene que los trastornos alimenticios se pueden considerar una afección médica, pues afectan la capacidad del cuerpo para obtener nutrientes, lo que provoca más adelante el desarrollo de enfermedades renales, cardiacas o metabólicas, incluso la muerte.

No obstante, una publicación de la revista científica healthline, sostiene que las personas con algún trastornos alimenticios pueden recuperarse a partir de un plan de tratamiento integral en el que se incluya la terapia.

¿Qué tipo de terapia se requiere en estos casos?

De acuerdo con los especialistas, los niveles de atención o tratamiento dependerán de la gravedad y la etapa en que se encuentre el trastorno, por lo que la atención se puede clasificar de la siguiente manera:

Ambulatorio intensivo o ambulatorio: significa que el paciente puede acudir a terapia y regresar a su casa cal final de cada sesión, ya que una de las características de dicho paciente es que es una persona funcional en su trabajo, escuela o algún otro entorno social. Además, muestra avance en su recuperación.

¿Has asistido a terapia alguna vez?

0%
No 0%

Hospitalización parcial: esta opción se aplica cuando un paciente requiere atención casi diaria, por ello se conoce también como hospitalización de día, ya que se debe analizar y atender por algunas horas a la persona, pues se ve imposibilitado de funcionar en áreas laborales o escolares.

Tratamiento residencial: este nivel se aplica cuando las personas no han respondido con éxito a un tratamiento ambulatorio o de hospitalización parcial. En este caso se les brinda un tratamiento las 24 horas del día y tienen un problema de salud que es tratado a largo plazo.

Hospitalización hospitalaria: este nivel de atención requiere una estadía en una clínica u hospital, y se aplica cuando hay signos de emergencia médica como:

Signos vitales inestables

Síntomas que empeoran rápidamente

Pensamientos de atentar contra su propia integridad

Cabe mencionar que las personas que reciben este tipo de hospitalización, deberán retomar su recuperación u otro nivel de tratamiento, ya que el ingreso al hospital fue sólo para atender emergencias médicas, sin embargo, el tratamiento o terapia debe continuar.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Depresión

¿Qué tipo de terapia existe?

Terapia cognitivo-conductual (TCC): se emplea para identificar los tipos de pensamientos que tienen una persona con respecto a su cuerpo, aspecto físico, alimentación, comida.

Una vez que se analiza o identifican estos pensamientos, las personas pueden presentar mejorías en algunos síntomas relacionados con otros trastornos, como la depresión y la ansiedad.

Psicoterapia interpersonal: esta terapia busca explorar el entorno o relacionales sociales e interpersonales. Es muy común que se aplique en personas con trastornos de bulimia o anorexia.

¡Síguenos en Facebook YouTube!

Tratamiento familiar: generalmente se utiliza en casos donde los niños o adolescentes han padecido un trastorno de la conducta alimentaria, ya que en estos casos se requiere el involucramiento de los padres u otros miembros de la familia para la recuperación de los menores.

Es importante mencionar que la efectividad del tratamiento o la terapia dependerán de la gravedad o el tipo de trastorno. También es importante no confundir cura con recuperación, ya que se trata de padecimientos de la salud mental, por lo que hay factores que pueden inducir a una recaída.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Depresión