Diabetes

¿Cómo puede afectar la ansiedad en la diabetes?

La ansiedad es el sentimiento de preocupación o temor, o la sensación de tensión generalizada

Por Soy Vida

-
La ansiedad es el sentimiento de preocupación o temor, o la sensación de tensión generalizada

La ansiedad es el sentimiento de preocupación o temor, o la sensación de tensión generalizada (pixabay)

¿Se encuentra la salud mental hacia el final de su lista de prioridades para el manejo de la diabetes? Esto podría hacerle cambiar de idea.

La salud mental afecta muchos aspectos de la vida diaria, como la forma en que piensa y se siente, maneja el estrés, se relaciona con otras personas y toma decisiones. Se dará cuenta de que tener un problema de salud mental puede hacer que le sea más difícil apegarse a su plan de cuidado de la diabetes.

Las personas con diabetes estamos expuestas en general a un mayor número de estresores en la vida cotidiana, de los que muchas veces ni nosotros mismos somos conscientes, por ello nos debemos preguntar ¿cómo afecta la ansiedad en la diabetes?

Los pensamientos, los sentimientos, las creencias y las actitudes pueden afectar qué tan sano está el cuerpo. Los problemas de salud mental que no se traten pueden empeorar la diabetes, y los problemas relacionados con la diabetes pueden empeorar los problemas de salud mental. 

Lo ideal sería aceptar nuestra propia realidad, ya que la rumiación torturada de nuestros problemas solo nos lleva a menoscabar nuestra autoestima. Es mucho más saludable afrontar y tratar los problemas, retarlos y disfrutar de los buenos momentos (y de las cosas pequeñas) y de nuestras cualidades y capacidades para seguir adelante. Pero esto no siempre es fácil.

De acuerdo con Asociación Diabetes Madrid el estrés puede afectar al control de la diabetes a través de dos posibles mecanismos:

Directamente, mediante la secreción de las hormonas del estrés e

Indirectamente, interfiriendo con las conductas de autocuidado.

El estrés puede actuar sobre los niveles de glucemia mediante un efecto directo a través de la movilización de las hormonas contrarreguladoras u «hormonas del estrés» (p.ej: adrenalina, cortisol, etc.,) e indirectamente por su impacto sobre las conductas de adherencia al tratamiento.

Pero también recordemos que la adrenalina es una hormona inhibidora de la acción de la insulina, de ahí que el estrés y la ansiedad, que hacen descargar adrenalina, supongan un aumento de la glucosa en sangre.

Algunas investigaciones sobre las emociones positivas ante la adversidad han demostrado cómo algunos momentos de felicidad estaban presentes desde los primeros días tras el diagnóstico de una grave enfermedad o de un brutal accidente. Incluso a partir de la tercera semana los sentimientos positivos eran ya más frecuentes que cualquier otro sentimiento tomado aisladamente (es una variable sin la que no hubiéramos podido evolucionar como la especie en que nos hemos convertido). Es muy probable que ante un suceso de la magnitud que tiene la pérdida de parte de nuestra salud, se remueva y conmocione nuestra vida. Cambian de súbito nuestros esquemas mentales sobre la valoración del placer y el sufrimiento, sobre el infortunio y la buena suerte y, en definitiva, sobre la propia vida.

Las preocupaciones banales que normalmente ocupan nuestros quehaceres (un ascenso, una discusión injustificada, tener que ponerse o no insulina, o el número de análisis de glucemia diarios) quedan desplazadas a un segundo plano en el escenario de nuestras vidas y pasan a interesar de inmediato otros elementos vitales: según los estudios mencionados pasan a cobrar mayor importancia, de cara a los sentimientos de felicidad, los vínculos afectivos y sociales, y la propia percepción de mejoría en el estado físico.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Diabetes

Cuatro herramientas que puedes tener a mano para manejar la ansiedad:

Practica hasta que se haga automática cualquier técnica de relajación sencilla, como las respiraciones profundas.

Imagínate repetidamente a ti mismo superándote en esas situaciones en que crees que siempre pierdes el control.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

Ten siempre preparado un sistema de apoyos: amigos, familia, pareja… no te sientas incomodo por pedirles ayuda, a ti te encantaría que ellos lo hicieran contigo.

Recuerda que cometer equivocaciones es humano, que todos tenemos malas temporadas de vez en cuando y, sobre todo, recuerda que la diabetes no es un “o todo o nada”.

Si usted cree que podría tener depresión, póngase en contacto con su médico de inmediato para que lo ayude a recibir tratamiento. Mientras antes se trate su depresión, mejor será para usted, su calidad de vida y su diabetes.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Diabetes