Diabetes

El consumo de lácteos enteros podría disminuir el riesgo de diabetes y de hipertensión arterial

Una mayor ingesta de alimentos lácteos, como leche, yogur y queso, especialmente lácteos enteros, se asocia con una menor prevalencia de síndrome metabólico

Por Soy Vida

-
El consumo de lácteos enteros podría disminuir el riesgo de diabetes y de hipertensión arterial

El consumo de lácteos enteros podría disminuir el riesgo de diabetes y de hipertensión arterial

De acuerdo a un estudio publicado en la revista BMJ Open Diabetes Research & Care, el consumo de lácteos enteros podría disminuir el riesgo de diabetes y de hipertensión arterial. 

Para la investigación se recopilaron datos de 147 812 personas de 21 países. Incluyó a Asia, América del Norte y del Sur, África y Europa. La edad de los participantes era de entre 35 y 70 años.

Los investigadores analizaron la ingesta de alimentos de los participantes, tras haberles hecho cuestionarios. Los participantes registraron el número de veces que habían consumido alimentos específicos de un listado. El  seguimiento promedio fue de 9 años.

Lácteos que se estudiaron

Entre los productos lácteos que se uitilizaron para el estudio se encuentra la leche, el yogurt, el queso y algunos alimentos preparados con derivados de la leche. Los investigadores no incorporaron los datos de ingesta de mantequilla ni de crema en el análisis general, ya que estos no son comunes en muchas de las áreas en las que habitan los participantes. 

Los productos lácteos se clasificaron como grasas enteras, (leche entera), o como bajos en grasas,  (leche descremada).

También te puede interesar: Halla un nuevo ingrediente apto para la elaboración de productos sin azúcar

Los expertos examinaron las asociaciones entre la ingesta y los resultados de salud por separado. Los investigadores también consideraron información sobre el historial médico de cada participante, recetas suministradas, nivel de educación, tensión arterial, circunferencia de la cintura, niveles de glucosa y lípidos en sangre. Estas últimas medidas fueron importantes para detectar si una persona tenía síndrome metabólico o diabetes tipo 2.

En promedio, las personas ingerían 179 gramos de lácteos por día. Esto corresponde a un poco menos de un vaso de leche o de una taza de yogurt por día, cada uno de los cuales contiene 244 gramos.

Los habitantes de Europa y de América del Norte y del Sur, en promedio, comieron más lácteos que los de Asia y de África. Las personas en Europa y en América del Norte también tienden a comer más lácteos bajos en grasa, mientras que los de otras regiones consumen más variedades de grasas enteras.

Con las investigaciones, el equipo de investigadores descubrió que el consumo de lácteos enteros podría disminuir el riesgo de diabetes e hipertensión arterial, además:

Ingerir al menos dos porciones de lácteos diario se asoció con un 24 % menos de riesgo de padecer síndrome metabólico. Esto fue en comparación con evitar el consumo de lácteos.

El incremento de la ingesta de lácteos con grasa entera se asoció con tasas más bajas de síndrome metabólico.

Consumir al menos dos porciones de lácteos enteros se asoció con un 28 % menos de riesgo de contraer el síndrome metabólico. Mientras que el consumo de lácteos bajos en grasa no mostró esta asociación.

También te puede interesar: Beneficios de la sandía para las personas con diabetes

Foto: Freepik.

Lácteos enteros

Consumir al menos dos porciones diarias de cualquier producto lácteo también se asoció con un 11-12 % menos de riesgo de padecer diabetes e hipertensión arterial. Además, esta relación fue más fuerte en aquellos casos que consumieron lácteos enteros.

eL coautor del estudio Andrew Mente, investigador principal en el Instituto de Investigación de Salud de la Población, en Hamilton, Ontario, explica que: «Una mayor ingesta de alimentos lácteos, como leche, yogur y queso, especialmente lácteos enteros, se asocia con una menor prevalencia de síndrome metabólico y con un menor riesgo de desarrollar hipertensión y diabetes».

Respecto a estos alimentos: «Los productos lácteos y las grasas lácteas proporcionan proteínas de alta calidad y una amplia gama de vitaminas y de minerales esenciales, incluidos calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo y vitaminas A, B-12 y riboflavina», agrega.

Conclusión

 La mayor ingesta de lácteos enteros (pero no bajos en grasa) se asoció con una menor prevalencia de MetS y la mayoría de sus factores componentes, y con una menor incidencia de hipertensión y diabetes. Los hallazgos deben evaluarse en grandes ensayos aleatorios de los efectos de los lácteos enteros en los riesgos de MetS, hipertensión y diabetes. 

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Diabetes

Síguenos