Diabetes

¿Por qué sube el azúcar en la sangre al amanecer?

¿Padeces de diabetes y tu azúcar en la sangre es más alta por las mañanas? En Soy Vida te contamos la razón ¡Descúbrelo!

Por Flor Valenzuela

- 23/10/2020 01:22

¿Por qué sube el azúcar en la sangre al amanecer? - null (Freepik)

La diabetes es una enfermedad llena de muchas sorpresas y llena de muchas situaciones que no sabemos porque pasan. Una de estas situaciones que en las mañanas, al despertar, presentamos los niveles más altos de azúcar, ¿Quieres saber porque? Descúbrelo a continuación.

Tal vez te preguntes, Si por la noche no he comido nada ¿Por qué tengo el azúcar alta? La respuesta está en el ayuno que mantienes dormido.

¿Lógico no? Sabemos o debemos saber que las personas con Diabetes necesitan de muchos cuidados si hablamos de la alimentación y es que se necesita comer a las horas, una alimentación saludables y cuidar la cantidad que comemos.

Este efecto de aumento puede observarse también durante el período de ayuno en sí, e incluso durante ayunos prolongados. Para entender esto mejor, es necesario diferenciar entre dos fenómenos principales: el efecto Somogyi y el fenómeno del amanecer.

¿Conoces a alguien que padezca diabetes?

Si 0%
No 0%

El efecto Somogyi

Este aparece durante la noche y trata de que a veces el azúcar en la sangre puede bajar, como consecuencia de la medicación tomada antes de dormir. Como tener un nivel bajo de azúcar es peligroso, el cuerpo responde intentando subirlo.

Al estar durmiendo, el paciente no siente los síntomas hipoglucémicos de temblequeo, temblores o confusión. Luego, a la hora de despertarse, el azúcar está alta, sin que haya una buena explicación para esto. Esta subida en los niveles de azúcar ocurre como reacción a la baja previa. Esto puede comprobarse midiendo el azúcar en sangre a las 2 o 3 de la mañana. Si está baja, el diagnóstico es el efecto Somogyi.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

El fenómeno del amanecer

Este es un fenómeno que ocurre en hasta un 75 % de pacientes con diabetes de tipo 2, aunque su severidad varía ampliamente. Se observa tanto en aquellos pacientes tratados con insulina como en aquellos que no lo están.

El ritmo circadiano es el causante del fenómeno del amanecer. Justo antes de despertarse (a eso de las 4 de la mañana), el cuerpo segrega niveles más altos de las hormonas conocidas como contrarreguladoras. Estas hormonas contrarrestan el poder que tiene la insulina de disminuir el azúcar en sangre, provocando así un aumento de los niveles de azúcar. El pico nocturno de la hormona del crecimiento es considerado como la causa principal del fenómeno del amanecer.

Este ciclo circadiano de aumento de hormonas es normal, y nos prepara para el día que está por comenzar: el glucagón le pide al hígado que se ponga a expulsar un poco de glucosa; la adrenalina le da un poco de energía a nuestro cuerpo; la hormona de crecimiento se involucra con la reparación y síntesis de proteínas; y el cortisol (la hormona del estrés) sube para activar al cuerpo en general.

Ya que nunca estamos tan relajados como al estar en sueño profundo, estas hormonas se activan para ir despertándonos suavemente. Las hormonas son segregadas de manera pulsátil, teniendo su pico al amanecer, para luego ir decayendo en sus niveles durante el día.

¿Cuál es la razón de esto?

La secreción de insulina también sube durante el amanecer, contrarrestando las hormonas contrarreguladoras. Dicho de otro modo, la insulina está ahí para asegurar que los niveles de azúcar no suban demasiado alto. Pero, si se observa con atención, puede verse un pequeño aumento durante las horas de la mañana de todas maneras.

Así es que, en una situación normal libre de diabetes, los niveles de azúcar no quedan estáticos durante las 24 horas del día. El fenómeno del amanecer también sucede en la gente sana. Esto es algo que generalmente no se aprecia porque la magnitud del aumento es muy pequeño, por ejemplo de 89 a 92 mg/dl. Este efecto se ha visto en cada paciente que ha sido analizado. Entonces, a no ser que uno esté específicamente buscando el fenómeno del amanecer, es probable que no se lo note.

Puede pensarse de la siguiente manera: el cuerpo tiene la habilidad de almacenar la energía proveniente de los alimentos a modo de azúcar (glucógenos) y a modo de grasas. Al comer, se almacena energía. Al dormir (ayuno), el cuerpo necesita liberar esta energía almacenada. A eso de aproximadamente las 4 de la mañana, sabiendo que está por despertarse, el cuerpo se prepara para el día inminente, y lo hace incrementando las hormonas contrarreguladoras, para suministrar azúcar en la sangre.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Diabetes

Puede notarse que la producción de glucosa decae durante la noche y empieza a aumentar a eso de las 4 de la mañana. Para prevenir que los niveles de azúcar suban mucho, la insulina aumenta para actuar como un “freno” al sistema.

Durante el fenómeno del amanecer, el cuerpo funciona bajo la orden de liberar el azúcar acumulada al torrente sanguíneo. Como aquel globo al punto de explotar, el hígado intenta enviar contundentes cantidades de azúcar para poder desinflarse del malestar que le genera esa carga tóxica de azúcar.

Cuando nuestro hígado recibe la señal de liberar azúcar, lo hace en cantidades enormes, sobrepasando cualquier intento de la insulina de mantenerlo enfrascado.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Diabetes