Enfermedades

Cómo evitar el estreñimiento en los niños

Hacer cambios en su estilo de vida puede ayudar a evitar el estreñimiento. Los mismos cambios pueden usarse para tratarlo.

Por Soy Vida

-
Cómo evitar el estreñimimento en los niños

Cómo evitar el estreñimimento en los niños

Cuando un niño tiene una dieta que no incluye suficientes alimentos ricos en fibra y no toma la suficiente agua, es posible que sufra de estreñimiento. Los niños que se alimentan con mucha comida procesada, quesos, pan blanco y carne pueden estar estreñidos a menudo.

El estreñimiento es común en los niños. Sin embargo, las deposiciones normales son diferentes para cada uno.

Los niños con estreñimiento pueden quejarse de dolor estomacal y mantener su vientre inflamado. Sin embargo este problema se puede solucionar con un cambio de hábitos.

Las señales de estreñimiento en bebés y niños pueden incluir:

Estar molesto y regurgitar más seguido (bebés)

Dificultad para defecar o parecer incómodo

Heces duras o secas

Dolor al tener una deposición

Dolor e inflamación del abdomen

Heces largas y anchas

Heces o papel higiénico con sangre

Manchas de líquido o heces en la ropa interior del niño (señal de retención fecal)

Tener menos de 3 deposiciones a la semana (niños)

Mover su cuerpo en diferentes posiciones o tensar los glúteos

Asegúrese de que su bebé o niño en realidad tiene un problema antes de tratarlo por estreñimiento.

Algunos niños no tienen deposiciones cada día.

También, algunos niños saludables defecan heces muy suaves.

Otros niños defecan heces firmes, pero pueden deponerlas sin ningún problema.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Causas

El estreñimiento se da cuando las heces permanecen en el colon por mucho tiempo. El colon absorbe demasiada agua, dejando las heces secas.

El estreñimiento suele ser causado por:

Ignorar la necesidad de ir al baño

No comer suficiente fibra

No beber suficientes líquidos

Cambio de alimentos líquidos a sólidos o de leche materna a fórmula (bebés)

En los niños menores de un año es importante elegir la leche de fórmula adecuada para evitar el estreñimiento. Foto: Freepik

Cambios de estado, como viajes, inicio de la escuela o eventos estresantes

Las causas médicas que producen estreñimiento pueden incluir:

Enfermedades intestinales, como las que afectan los nervios o músculos intestinales

Otras afecciones médicas que afectan los intestinos

Uso de ciertos medicamentos

Los niños pueden ignorar la necesidad de defecar porque:

No están listos para recibir entrenamiento para ir al baño

Están aprendiendo a controlar sus deposiciones

Han tenido deposiciones dolorosas y tratan de evitarlas

No quieren utilizar un baño en la escuela o público

Cuidados en el hogar

Hacer cambios en su estilo de vida puede ayudar a evitar el estreñimiento. Los mismos cambios pueden usarse para tratarlo.

Para bebés:

Darle agua extra o jugo durante el día entre comidas. El jugo puede ayudar a llevar agua al colon.

De más de 2 meses: Trate de darle de 2 a 4 onzas (de 59 a 118 mL) de jugo de frutas (uva, pera, manzana, cereza o ciruela pasa) dos veces al día.

De más de 4 meses: Si el bebé ha empezado con alimentos sólidos, trate de utilizar alimentos con alto contenido de fibra como alverja, frijol, melocotón, ciruela, ciruela pasa, duraznos, peras, ciruela fresca o espinacas dos veces al día.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

Para niños:

Beber suficientes líquidos cada día. El médico que atiende a su hijo, puede decirle cuánto.

Comer más frutas y vegetales, así como alimentos altos en fibra como de grano entero.

Evitar ciertos alimentos como queso, comidas rápidas, alimentos procesados y preparados, carne y helado.

Detener el entrenamiento para ir al baño, si su hijo se estriñe.

Enseñar a los niños más grandes a usar el sanitario inmediatamente después de comer.

El uso de ablandadores de heces (como los que contienen docusato sódico) puede servir para niños mayores. Los laxantes como el Psyllium pueden ayudar a agregarle líquido y volumen a las heces. Asimismo, los supositorios o laxantes suaves, como la leche de magnesia líquida, pueden ayudarle a tener deposiciones regulares. Las soluciones con electrolitos como el Miralax también pueden ser efectivas.

Algunos niños pueden necesitar enemas o laxantes. Estos métodos deben utilizarse solo cuando la fibra, los líquidos y los ablandadores de heces no proporcionan suficiente alivio.

NO de laxantes o coloque enemas a niños sin preguntar antes a su proveedor.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Enfermedades

Síguenos