Enfermedades

Cómo revertir el hígado graso, incluso si tiene diabetes

Los principales factores de riesgo de la esteatosis hepática, como también se le conoce, es el consumo excesivo de alcohol y la obesidad; cuando no se atiende, puede convertirse en cirrosis

Por Alberto Anaya

-
Cómo revertir el hígado graso, incluso si tiene diabetes

Cómo revertir el hígado graso, incluso si tiene diabetes (pixabay)

El hígado graso, conocido también como esteatosis hepática, es una enfermedad en la que una gran cantidad de grasa se encuentra cubriendo el hígado, según un artículo de MedlinePlus. Cuando esto sucede, el órgano aumenta su tamaño y empiezan a aparecer gotas de grasa alrededor del tejido hepático, las cuales se pueden observar a simple vista.

Generalmente, esta afección ocurre por un consumo excesivo de alcohol, sin embargo, también hay otros factores que pueden provocar este padecimiento, como una diabetes mal controlada o la obesidad. En algunos casos puede generar complicaciones, aunque está clasificado como un trastorno benigno y reversible, el cual puede lograrse con un buen seguimiento para evitar que se dañe el hígado. No obstante, cuando el problema se desatiende y va en aumento, pueden presentarse problemas más serios como cirrosis o carcinoma hepático.

¿Sabía que el hígado graso puede revertirse?

0%
No 0%

En ese sentido, la solución para el hígado graso se centra en las causas que ocasionaron este problema, por lo que una de las indicaciones principales que recomiendan los especialistas es evitar el consumo de alcohol y ciertos medicamentos hepatotóxicos, así como algunas sustancias que podrían considerarse tóxicas.

Lee también: Síntomas del hígado graso

Se estima que la reducción de los niveles de grasa en el hígado se pueden observar a las tres o cuatro semanas de que se suspende el consumo de alcohol. Otras medidas que se toman en cuenta es el control de peso, sobre todo si el paciente presenta algún grado de obesidad, ya que la pérdida de peso está vinculada con la remisión de la esteatosis hepática.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Dos pilares fundamentales para lograr que el paciente pierda peso son la alimentación y la actividad física. En el primer caso el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda una dieta equilibrada en la que se priorice el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y proteínas magras como el pescado, el pollo y el pavo.

En cuanto a la actividad física, los especialistas del IMSS señalan que debe realizar 30 minutos de ejercicios al día, cinco veces a la semana.

Le puede interesar: 10 alimentos que mejoran la salud del hígado

En el caso de las personas con diabetes, es importante que mantengan la enfermedad bajo control, por lo que es importante realizar mediciones frecuentes de glucosa, cuidar la cantidad de carbohidratos y azúcar que consume, así como la actividad física. Además, es importante que si está tomando fármacos hable con su médico, ya que él le dirá qué hacer en estos casos.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

No obstante, el hígado graso puede requerir, en ciertos casos, el consumo de algunos medicamentos para controlar los síntomas de la enfermedad, pues esto evita que el hígado se sobrecargue y que el paciente vea afectada su calidad de vida.  En los últimos años los expertos han utilizado la metformina como uno de los medicamentos base para disminuir las transaminasas y el grado de esteatosis.

En la mayoría de los casos, los médicos evaluarán su avance a las cuatro semanas de haber iniciado el tratamiento, y para ello utiliza una ecografía y una biopsia. El pronóstico es bueno casi siempre, ya que sólo un pequeño porcentaje de estos padecimientos se convierten en cirrosis.

Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Enfermedades

Síguenos