Enfermedades

Hipotiroidismo:  Causas y síntomas

Este padecimiento afecta mayormente  a mujeres de mediana edad y mayores, pero cualquier persona puede desarrollar la afección, incluidos los bebés

Por Soy Vida

-
Hipotiroidismo:  Causas y síntomas

Hipotiroidismo:  Causas y síntomas

El hipotiroidismo (tiroides hipoactiva) es una enfermedad en la que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas cruciales. Comúnmente el hipotiroidismo no manifiesta síntomas en las primeras etapas. Con el tiempo, si este padecimiento no se trata  puede causar una serie de problemas de salud, como obesidad, dolor en las articulaciones, infertilidad y enfermedades cardíacas.

Para diagnosticar esta enfermedad existen pruebas precisas de función tiroidea. El tratamiento con hormona tiroidea sintética suele ser simple, seguro y eficaz una vez que usted y su médico encuentran la dosis adecuada para usted.

Síntomas

Los signos y síntomas del hipotiroidismo dependen según la gravedad de la deficiencia hormonal. Los problemas tienden a desarrollarse lentamente, a menudo durante varios años.

Al principio, es posible que apenas note los síntomas del hipotiroidismo, como fatiga y aumento de peso. O simplemente puede atribuirlos al envejecimiento. Pero a medida que su metabolismo continúa ralentizándose, puede desarrollar problemas más obvios.

Los signos y síntomas del hipotiroidismo pueden incluir:

Fatiga

Mayor sensibilidad al frío

Estreñimiento

Piel seca

Aumento de peso

Cara hinchada

Ronquera

Debilidad muscular

Nivel elevado de colesterol en sangre

Dolores musculares, sensibilidad y rigidez.

Dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones.

¡Síguenos en Facebook YouTube!

Períodos menstruales más abundantes de lo normal o irregulares

Adelgazamiento del cabello

Frecuencia cardíaca más lenta

Depresión

Deterioro de la memoria

Glándula tiroides agrandada (bocio)

Hipotiroidismo en bebés

Este padecimiento afecta mayormente  a mujeres de mediana edad y mayores, pero cualquier persona puede desarrollar la afección, incluidos los bebés. Inicialmente, los bebés que nacen sin una glándula tiroides o con una glándula que no funciona correctamente pueden presentar pocos signos y síntomas. Cuando los recién nacidos tienen problemas de hipotiroidismo, los problemas pueden incluir:

Coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos (ictericia). En la mayoría de los casos, esto ocurre cuando el hígado de un bebé no puede metabolizar una sustancia llamada bilirrubina, que normalmente se forma cuando el cuerpo recicla glóbulos rojos viejos o dañados.

Lengua grande y protuberante.

Respiración dificultosa.

Llanto ronco.

Una hernia umbilical.

Foto: Freepik

Conforme avanza la enfermedad, es probable que los bebés tengan problemas para alimentarse y que no crezcan ni se desarrollen normalmente. También pueden tener:

Estreñimiento

Tono muscular deficiente

Somnolencia excesiva

Cuando no se trata el hipotiroidismo en los bebés, incluso los casos leves pueden provocar un retraso físico y mental severo.

Hipotiroidismo en niños y adolescentes

En general, los niños y adolescentes que desarrollan hipotiroidismo tienen los mismos signos y síntomas que los adultos, pero también pueden experimentar:

Crecimiento deficiente, lo que resulta en baja estatura.

Retraso en el desarrollo de dientes permanentes

Pubertad retrasada

Pobre desarrollo mental

Causas

La Clinica Mayo explica que cuando su tiroides no produce suficientes hormonas, se puede alterar el equilibrio de las reacciones químicas en su cuerpo. Puede haber varias causas, que incluyen enfermedades autoinmunes, tratamientos de hipertiroidismo, radioterapia, cirugía de tiroides y ciertos medicamentos.

Su tiroides es una glándula pequeña con forma de mariposa situada en la base de la parte delantera de su cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Las hormonas producidas por la glándula tiroides, triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), tienen un impacto enorme en su salud, afectando todos los aspectos de su metabolismo. Estas hormonas también influyen en el control de funciones vitales, como la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca.

El hipotiroidismo se produce cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas. El hipotiroidismo puede deberse a varios factores, que incluyen:

Enfermedad autoinmune. La causa más común de hipotiroidismo es un trastorno autoinmune conocido como tiroiditis de Hashimoto. Los trastornos autoinmunitarios ocurren cuando su sistema inmunológico produce anticuerpos que atacan sus propios tejidos. A veces, este proceso involucra la glándula tiroides.

Los científicos no están seguros de por qué sucede esto, pero es probable que sea una combinación de factores, como sus genes y un desencadenante ambiental. Sin embargo, sucede, estos anticuerpos afectan la capacidad de la tiroides para producir hormonas.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

Sobrerrespuesta al tratamiento del hipertiroidismo. Las personas que producen demasiada hormona tiroidea (hipertiroidismo) a menudo se tratan con yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos. El objetivo de estos tratamientos es que la función tiroidea vuelva a la normalidad. Pero a veces, corregir el hipertiroidismo puede terminar reduciendo demasiado la producción de hormona tiroidea, lo que resulta en un hipotiroidismo permanente.

Cirugía de tiroides. La extirpación de la totalidad o una gran parte de la glándula tiroides puede disminuir o detener la producción de hormonas. En ese caso, deberá tomar hormona tiroidea de por vida.

Radioterapia. La radiación que se usa para tratar los cánceres de cabeza y cuello puede afectar la glándula tiroides y provocar hipotiroidismo.

Medicamentos. Algunos medicamentos pueden ser un factor desencadenante de hipotiroidismo. Uno de esos medicamentos es el litio, que se usa para tratar ciertos trastornos psiquiátricos. Si está tomando medicamentos, pregúntele a su médico sobre su efecto en la glándula tiroides.

Factores de riesgo

Aunque cualquier persona puede desarrollar hipotiroidismo, tiene un mayor riesgo si:

Eres mujer

Tiene más de 60 años

Tiene antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides.

Tiene una enfermedad autoinmune, como diabetes tipo 1 o enfermedad celíaca.

Ha sido tratado con yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos.

Recibió radiación en su cuello o parte superior del pecho

Ha tenido una cirugía de tiroides (tiroidectomía parcial)

Ha estado embarazada o ha dado a luz a un bebé en los últimos seis meses.

Es importante que ante cualquier signo de esta enfermedad lo consulte con un especialista, quien le puede dar un diagnóstico adecuado.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Enfermedades