Enfermedades

Infección por listeria: Síntomas y cómo prevenirla

Una infección bacteriana que es muy peligrosa para las mujeres embarazadas, pero es tratable si la ataca a tiempo

Por Miriam Arvizu

-
Fiebre y dolor muscular son los síntomas de la infección por listeria

Fiebre y dolor muscular son los síntomas de la infección por listeria (Pixabay)

La infección por listeria o listeriosis es una enfermedad bacteriana que se transmite por los alimentos que puede ser un peligro para las mujeres embarazadas, personas mayores de 65 años y aquellas con sistemas inmunes debilitados, a lo que sería lo contrario para las personas sanas, quienes rara vez se enferman por una infección de listeria.

Síntomas de una infección por listeria

Si desarrollas una infección de listeria, es posible que tengas:

- Fiebre

- Escalofríos

- Dolores musculares

- Náuseas

-Diarrea

Los síntomas pueden comenzar unos días después de haber ingerido alimentos contaminados, pero pueden pasar 30 días o más antes de que comiencen los primeros signos y síntomas de la infección.

Si la infección de listeria se extiende hasta tu sistema nervioso, los signos y síntomas pueden incluir:

- Dolor de cabeza

- Rigidez en el cuello

- Confusión o cambios en el nivel de alerta

Lee más: Científicos identifican un nutriente que ayuda a prevenir la infección bacteriana

- Pérdida de equilibrio

- Convulsiones

Síntomas en embarazadas y recién nacidos

Las consecuencias para el bebé pueden ser devastadoras: el bebé puede morir en el útero o tener una infección mortal a los pocos días de nacer.

Los signos y síntomas de una infección de listeria en un recién nacido pueden ser sutiles, pero pueden incluir:

- Poco apetito

- Irritabilidad

- Fiebre

- Vómitos

- Dificultad para respirar

Causas de la listeria

La bacteria de la listeria puede encontrarse en el suelo, el agua y las heces de los animales. Las personas pueden infectarse si comen lo siguiente:

- Vegetales crudos que provienen de suelos contaminados o de estiércol contaminado usado como fertilizante

- Carne contaminada

- Leche no pasteurizada o alimentos hechos con leche no pasteurizada

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

- Ciertos alimentos procesados, tales como quesos blandos, perros calientes y fiambres que han sido contaminados después del procesamiento

Tratamiento de la listeria

El tratamiento rápido con antibióticos puede ayudar a controlar los efectos de la infección por listeria.

Qué hacer si ha consumido un alimento con listeria

Si has comido un alimento que se ha retirado del mercado debido a un brote de listeria, presta atención a posibles signos o síntomas de enfermedad. Si tienes fiebre, dolores musculares, náuseas o diarrea, comunícate con tu médico.

Esta categoría comprende a personas que:

- Son mayores de 65 años

- Tienen SIDA

- Están recibiendo quimioterapia

- Tienen diabetes o enfermedad renal

- Toman prednisona en dosis altas o ciertos medicamentos para la artritis reumatoide

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

- Toman medicamentos para impedir el rechazo de un órgano trasplantado

Complicaciones de la infección de listeria

La mayoría de las infecciones de listeria son tan leves que pueden pasar desapercibidas. Sin embargo, en algunos casos una infección por listeria puede provocar complicaciones que ponen en riesgo la vida, incluidas:

- Infección sanguínea generalizada

- Inflamación de las membranas y el líquido que rodean el cerebro (meningitis)

Cómo prevenir la infección por listeria

Para prevenir la infección por listeria, sigue estas simples pautas de seguridad alimentaria: mantén los objetos limpios, limpia los vegetales crudos, cocina muy bien los alimentos

Lee más: Alertan sobre el peligroso brote de listeriosis en los quesos

- Si estás embarazada o tienes un sistema inmunitario débil, ten especial cuidado con la listeria. Toma precauciones adicionales con estos tipos de alimentos:

- No comas quesos blandos como el feta, brie, Camembert o queso azul, o quesos de estilo mexicano como el queso blanco y el queso fresco, a menos que en el envase quede claro que el producto se ha elaborado con leche pasteurizada

- Evita carnes frías.

- Pastas de carne. No comas pastas de carne refrigeradas. Las pastas de carne enlatadas o en estanterías, lo que significa que pueden ser almacenadas con seguridad a temperatura ambiente, son aceptables. Refrigerar después de abrir.

- Mariscos ahumados. Estos productos pueden ser etiquetados como estilo nova, lox, kipper o cecina. Está bien comerlos en platos cocinados. Se aceptan los mariscos ahumados enlatados o no perecederos.

Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas


 


 

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Enfermedades

Síguenos