Enfermedades

Parálisis de Bell: síntomas y complicaciones

La causa exacta de esta enfermedad no es muy clara. Sin embargo, a menudo está relacionada con una infección viral

Por Soy Vida

- 16 de Diciembre de 2020 - 18:28 hs
Parálisis de Bell: síntomas y complicaciones

Parálisis de Bell: síntomas y complicaciones

La parálisis de Bell, también conocida como parálisis facial periférica aguda es un padecimiento del que actualmete se desconoce la causa que la provoca. Se cree que es resultado de la hinchazón e inflamación del nervio que controla los músculos de un lado de la cara. También puede ser una reacción después de una infección viral.

Esta enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, y los síntomas de la parálisis de Bell incluyen una debilidad repentina en tus músculos faciales. La debilidad es temporal y mejora significativamente con el transcurso de las semanas. La debilidad hace que la mitad de la cara se vea caída y puede afectar los ojos.

En la mayoría de los casos, la parálisis de Bell es temporal. Generalmente, los síntomas comienzan a desaparecer en el plazo de algunas semanas y se alcanza la recuperación completa en unos seis meses. Solo una pequeña cifra de personas continúan teniendo los síntomas de la parálisis de Bell de por vida. Una de las buenas noticias es que es muy poco frecuente que vuelva a presentarse la parálisis de Bell.

Síntomas

Los signos y síntomas de la parálisis de Bell aparecen de repente y algunos pueden ser los siguientes:

Comienzo repentino de debilidad leve a parálisis total de un lado de la cara, que puede ocurrir en cuestión de horas o días

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Caída de un lado de la cara y dificultad para hacer expresiones faciales, como cerrar un ojo o sonreír

Babeo

Dolor de mandíbula o dentro o detrás de la oreja del lado afectado

Aumento de sensibilidad al sonido en el lado afectadoDolor de cabeza

Pérdida del sentido del gusto

Producción excesiva o escasa de lágrimas y saliva

Con menos frecuencia, la parálisis de Bell puede afectar los nervios de ambos lados de la cara.

Es muy importante que ante cualquier anomalía del organismo consulte a su médico ya que cualquier tipo de parálisis podría tratarse de un accidente cerebrovascular.

Consulta con el médico si presentas debilidad o caída facial para determinar la causa de fondo y la gravedad de la enfermedad.

Foto: Freepik

Causas

La causa exacta de esta enfermedad no es muy clara. Sin embargo, a menudo está relacionada con una infección viral. Los virus que se han vinculado a la parálisis de Bell incluyen los que causan:

Herpes labial y herpes genital (herpes simple)

Varicela y culebrilla (herpes zóster)

Mononucleosis infecciosa (Epstein-Barr)

Infecciones por citomegaloviru

Enfermedades respiratorias (adenovirus)

Sarampión alemán (rubéola)

Paperas

Gripe (influenza B)

Enfermedad de manos, pies y boca (coxsackievirus)

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

Factores de riesgo

La parálisis de Bell es más frecuente en las personas presentan lo siguiente:

Están embarazadas, especialmente durante el tercer trimestre, o en la primera semana después del parto.

Tienen una infección de las vías respiratorias superiores, como gripe o resfrío.

Tienen diabetes.

Los ataques recurrentes de parálisis de Bell son poco comunes. Pero en algunos de estos casos, hay antecedentes familiares de ataques recurrentes, lo que indica una posible predisposición genética a la parálisis de Bell.

Complic

aciones

Normalmente, los casos leves de parálisis de Bell desaparecen en el plazo de un mes. La recuperación de casos más graves que implican una parálisis total es variable. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

Daño irreversible en el nervio facial.

Ceguera parcial o completa del ojo que no se cierra debido a la excesiva sequedad y al rascado de la cubierta protectora transparente del ojo (córnea).

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Enfermedades

Síguenos