Enfermedades

¿Qué es un implante coclear y cómo funciona?

Aunque es una gran opción para las personas que tienen dificultades para escuchar, este dispositivo no es adecuado para todos

Por Rocío Silva

-

¿Qué es un implante coclear y cómo funciona?

Un implante coclear es un dispositivo electrónico pequeño que cumple la función de ayudar a escuchar mejor, es utilizado principalmente por personas sordas o que tienen dificultades para escuchar

Es importante aclarar que el implante coclear no es lo mismo que un audífono. Este se implanta por medio de una cirugía y funciona de una manera diferente.

Hay muchos tipos diferentes de implantes cocleares. Sin embargo, en su mayoría, constan de varias partes similares.

Una parte del dispositivo se implanta quirúrgicamente dentro del hueso que rodea el oído (hueso temporal). Está formado por un estimulador-receptor, el cual acepta, decodifica y luego envía una señal eléctrica al cerebro.

La segunda parte del implante coclear es un dispositivo externo. Este está formado por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena. Esta parte del dispositivo recibe el sonido, lo convierte en una señal eléctrica y lo envía a la parte interna del implante coclear.

Lee también: Causas de sordera irreversible

Los implantes cocleares ayudan a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje. Sin embargo, estos dispositivos no restablecen la audición normal. Son herramientas que permiten procesar los sonidos y el lenguaje y transmitirlos al cerebro.

Aunque es una gran opción para las personas que tienen dificultades para escuchar, este dispositivo no es adecuado para todas las personas. La manera como se selecciona una persona para un implante coclear está cambiando a medida que mejora la comprensión de las rutas de la audición (auditivas) del cerebro y con los cambios en la tecnología.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades

Cualquier persona puede ser candidatos para un implante coclear. Los candidatos para estos dispositivos pueden ser personas que nacieron sordas o que quedaron sordas después de aprender a hablar. Los niños hasta de 1 año de edad ahora son candidatos para someterse a esta cirugía. Aunque los criterios son levemente diferentes para niños y para adultos, están basados en pautas similares:

La persona debe estar completamente sorda o casi completamente sorda en ambos oídos y obtener muy poco mejoramiento con los audífonos. Cualquier persona que pueda oír lo suficientemente bien con audífonos no es un buen candidato para los implantes cocleares.

Foto: Pixabay

Es necesario que los niños reciban información que les ayude a aprender la forma de procesar los sonidos.

Para determinar si una persona es candidata para un implante coclear, debe ser examinada por un médico especializado en oído, nariz y garganta (otorrinolaringólogo). Las personas también necesitarán que les realicen tipos específicos de audiometrías con sus audífonos puestos.

Esto puede incluir una tomografía computarizada o una resonancia magnética del cerebro y del oído medio e interno.

Es posible que las personas (especialmente los niños) necesiten evaluación psicológica con el fin de determinar si cumplen con los requisitos.

Lee también: El peligro de limpiarse el oído con cotonetes: Cómo usarlos correctamente

Cómo funciona

Los sonidos son transmitidos a través del aire. En un oído normal, las ondas de sonido hacen que el tímpano y luego los huesos del oído medio vibren. Esto envía una onda vibratoria al oído interno (cóclea). Estas ondas son convertidas luego en señales eléctricas, que se envían a lo largo del nervio auditivo hasta el cerebro.

El problema de las personas sordas es que no les funciona el oído interno. El implante coclear intenta reemplazar el funcionamiento del oído interno, transformando el sonido en energía eléctrica. Esta energía se puede usar luego para estimular el nervio coclear (el nervio de la audición), enviando señales "sonoras" al cerebro.

Un micrófono que va colocado cerca del oído capta el sonido. Este sonido se envía a un procesador de lenguaje que en la mayoría de los casos va conectado al micrófono y se pone detrás del oído.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

El sonido es analizado y convertido en señales eléctricas, las cuales son transmitidas a un receptor implantado quirúrgicamente detrás del oído. El receptor envía la señal a través de un alambre hasta el oído interno.

Desde allí, los impulsos eléctricos se envían al cerebro.

Los pacientes que tengan interés por colocarse este dispositivo deben consultarlo con un especialista para verificar si son candidatos.

Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Enfermedades