Enfermedades

Viruela del mono: Cómo se contagia, síntomas y cómo puedo protegerme

Las autoridades sanitarias continúan investigando el origen y los patrones de transmisión de este brote de la infección viral cuyo riesgo para la población se estima bajo

Por Miriam A. Amaya

- 28 de Mayo de 2022 - 15:04 hs
Corre mayor riesgo de infección cualquier persona que entre en contacto físico con alguien con síntomas

Corre mayor riesgo de infección cualquier persona que entre en contacto físico con alguien con síntomas (Temática)

La viruela del mono, también conocida como ortopoxvirosis simia o monkeypox (en inglés) es una enfermedad rara originaria de África y tiene una tasa de mortalidad de entre 3 a 6%, dependiendo de los casos. Con el fin de conocer más de esta enfermedad que ya ha llegado a México le diremos qué es, cómo se contagia y cómo puede prevenirla.

Gran parte de los casos confirmados actualmente se han notificado en Europa, especialmente en el Reino Unido, España y Portugal.

La viruela del mono cuenta con dos variantes: la de África occidental y la de África central Esta enfermedad es producida por el virus monkeypox, del género orthopoxvirus que pertenece al mismo grupo que el virus de la viruela (variola virus), el virus usado en la vacuna de la viruela (vaccinia) y el virus de la viruela bovina.

El patógeno de esta enfermedad puede transmitirse del animal al hombre y viceversa. Cuando el virus se propaga al ser humano, es principalmente a partir de diversos animales salvajes, roedores o primates.

Tiene un periodo de incubación de entre 5 y 21 días, siendo la mayoría de los casos entre 7 y 14 días.

Cómo se contagia la viruela del mono

El contagio es de persona a persona. Este puede ser a través de la saliva o por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra. También se puede llegar a contagiar por heces, así como en las relaciones sexuales, sin que este se llegue a tratar como una enfermedad de transmisión sexual.

Por otro lado, también el contagio se puede dar por el contacto con objetos que han estado en contacto con la persona infectada como la ropa, sábanas, toallas o utensilios para comer.

El virus puede transmitirse de una mujer embarazada al feto a través de la placenta o mediante el contacto de un padre infectado con el niño durante o después del parto a través del contacto de piel con piel.

Cuáles son sus síntomas

- Fiebre

- Dolor de cabeza

- Dolores musculares

- Dolor de espalda

- Ganglios linfáticos inflamados

- Escalofríos

- Fatiga

La erupción generalmente comienza en el primer o tercer día del comienzo de la fiebre. Las lesiones pueden ser planas o ligeramente elevadas, llenas de líquido transparente o amarillento, para después formar costras, secarse y caerse.

Los síntomas suelen durar entre dos y cuatro semanas y desaparecen por sí solos sin tratamiento.

Quiénes corren más riesgo

Corre mayor riesgo de infección cualquier persona que entre en contacto físico con alguien con síntomas o con un animal infectado. Es probable que las personas que fueron vacunadas contra la viruela común tengan cierta protección contra la infección.

Pueden sufrir síntomas más graves y de mayor riesgo de muerte los recién nacidos, los niños y las personas con inmunodeficiencias subyacentes. Asimismo, corren alto riesgo de contagio los trabajadores sanitarios debido a la exposición prolongada que tienen con el virus.

¿Existe cura?

No hay vacuna o tratamiento específico disponible para este virus que causa la viruela del mono y el tratamiento va dirigido a aliviar los síntomas.

Medidas de protección

Para disminuir el riesgo de contagio se debe limitar el contacto con personas que sospechen tener la dolencia o sean casos confirmados.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Las personas infectadas con la viruela del mono deben aislarse y en lo posible cubrir cualquier lesión en la piel.

Además, las personas sanas que se encuentran cerca de los afectados deberán llevar una máscara médica cuando se encuentren cerca, especialmente si tosen o tienen lesiones en la boca.

Evite el contacto piel con piel y si tiene algún contacto directo use guantes desechables. Use máscara si tiene que tocar la ropa o ropa de cama de una persona infectada.

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de haber entrado en contacto con la persona infectada, o con su ropa (incluyendo sábanas y toallas) u otros elementos o superficies que haya tocado o que puedan haber estado en contacto con su sarpullido o secreciones respiratorias (por ejemplo, utensilios o platos).

Lave la ropa, toallas y sábanas de la persona contagiada y los utensilios para comer con agua tibia y detergente. Limpie y desinfecte cualquier superficie contaminada y elimine los desechos contaminados (como los apósitos) de manera adecuada.

¡Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Enfermedades!

Síguenos en

En esta nota

Miriam A. Amaya

Soy Licenciada en Psicopedagogía. Inicié mi carrera en el periodismo en El Debate Mazatlán como Correctora Editorial, donde mi principal función era revisar, analizar y reestructurar los textos antes de ser publicados en todos los productos que genera esta casa editora, posteriormente me desempeñé como editora de cierre en la parte impresa del periódico. A los pocos meses, di un gran salto en el área digital como reportera web, redactando notas de todo tipo, que iban desde la política, espectáculos, noticias nacionales e internacionales. Mi interés por seguir aprendiendo más me llevó a ser editora web de Debate y actualmente dirijo el portal Soy Vida, un medio de salud que nació en el 2020 y se especializa con respaldo científico en sus principales secciones: Diabetes, Hipertensión, Obesidad y Depresión.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Enfermedades

Síguenos