Hipertensión

Beber un vaso de vino al día reduce el colesterol y la artritis

Los beneficios del vino en adultos están demostrados, pero no ocurre lo mismo con los jóvenes, ya que para ellos el beneficio es nulo

Por Soy Vida

- 20 de Enero de 2021 - 15:33 hs
Beber un vaso vino al día reduce el colesterol y la artritis

Beber un vaso vino al día reduce el colesterol y la artritis

El consumo de un vaso de vino diario es bueno para la salud en los mayores de 40 años porque ayuda a reducir el colesterol y la artritis, según han coincidido varios expertos médicos en un acto sobre vino organizado por el Instituto de Cultura de Barcelona y el Instituto Novartis de Comunicación en Biomedicina.

Tomar alcohol de forma moderada disminuye además el riesgo de padecer artritis reumatoide, según otro estudio publicado en el VIII Congreso Anual Europeo de Reumatología celebrado en Barcelona, que asegura que el alcohol puede proteger contra la artritis reumatoide porque contiene sustancias que crean anticuerpos que destruyen los genes que predisponen su aparición.


 

Gemma Vilahur, cardióloga del Instituto de Ciencias Cardiovasculares de Barcelona, ha manifestado que muchos estudios avalan los efectos positivos del consumo moderado del vino, y que una prueba de ello es que en Francia, en donde se consumen muchas grasas, la tasa de mortalidad cardiovascular es inferior a la de otros países con menos consumo calórico.

Lee más: Síntomas de colesterol alto que no se deben ignorar



Anteriormente se descubrió que lo que diferenciaba a la alimentación del país galo era la elevada ingesta de vino, porque contiene antioxidantes como los polifenoles, presentes sobre todo en la piel y las semillas de la uva, que son beneficiosos para el organismo.

El experto señala que las personas mayores de 40 años, lo recomendable es el consumo de 200 mililitros (20 gramos) de vino al día es beneficioso porque disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno. "Sin embargo, pasar de los 50 gramos ya es perjudicial", ha aclarado la cardióloga.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Hipertensión

Vilahur también ha explicado que combinar el vino con una dieta saludable ofrece mejores resultados y ha resaltado que lo óptimo es beberlo durante la comida, porque el proceso de absorción es más lento.


Marta Torrens, neuróloga de la Unidad de Psiquiatría del Hospital del Mar, ha añadido que los franceses, al contrario de lo que sucede en España, comen muchas cosas, pero en poca cantidad y esto también influye en que tengan unos niveles de colesterol más bajo.

Foto: Freepik


Es importante saber que existen diferencias en las propiedades de cada tipo de vino. El enólogo Pedro Muñoz ha insistido en que el potencial antioxidante que tiene esta bebida es muy grande puesto que se mantiene dos o tres años después de la vendimia.

El vino tinto joven conserva estas propiedades más que el de reserva, esto se debe a que el proceso de fabricación de este último es más largo e inevitablemente se oxida más, asegura el experto.

En cuanto al blanco, también presenta menos polifenoles en comparación con el tinto y, por lo tanto, sus efectos antioxidantes son menores.

¡Síguenos en Facebook YouTube!

Un dato de las investigaciones es que los beneficios del vino en adultos están demostrados, pero no ocurre lo mismo con los jóvenes, ya que para ellos el beneficio es nulo, puesto que este sector de la población todavía no ha desarrollado enfermedades cardiovasculares que contrarrestar, e incluso es especialmente nocivo, porque el cerebro está en proceso de maduración.

Además el consumo de esta bebida sin moderación favorece a  la alta incidencia de accidentes de tráfico, la primera causa de mortalidad en la juventud, y su relación con el alcohol "desnivelan la balanza claramente en su contra", ha dicho Torrens.

Lee más: ¿Cómo afecta el estrés los niveles de colesterol?

A este respecto, Pedro Muñoz ha resaltado que el problema es el tipo de consumo que se realiza, ya que el vino es un elemento cultural muy arraigado en nuestra sociedad y fundamentalmente se puede considerar un complemento gastronómico.

Sin embargo, el tipo de uso que, asociado a fenómenos como el del botellón, hace la gente joven es muy perjudicial.

Estudios epidemiológicos centrados en el consumo excesivo de alcohol han señalado, entre otras, complicaciones hepáticas y neurológicas, problemas sociales como la violencia doméstica o los accidentes de tráfico y la adicción.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!  

Síguenos en

Soy Vida

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Hipertensión

Síguenos