Obesidad

Cómo reducir la grasa visceral: El hábito diario que no te cuesta nada que reduce la grasa abdominal

Una investigación sugiere que un simple ajuste en un hábito puede ayudar a reducir la grasa abdominal dañina  

Por Miriam Arvizu

-
Cómo reducir la grasa visceral

Cómo reducir la grasa visceral (Pexels)

La grasa visceral es la grasa abdominal que se acumula, como su nombre lo dice, en el abdomen. Este se sitúa entre los órganos. De acuerdo con MayoClinic, la grasa visceral se relaciona con un mayor riesgo de sufrir problemas graves de salud. Por ello, investigadores han descubierto algunas soluciones para reducir la grasa abdominal, de acuerdo con un estudio que fue publicado en la revista Obesity.

La investigación publicada en la revista Obesity investigó la relación entre los cambios en la duración del sueño y los cambios de grasa visceral a largo plazo en adultos. En el estudio participaron 293 participantes, de entre 18 y 65 años edad, en un periodo de seis años. En el último año, la duración del sueño fue autoinformada y la grasa visceral se evaluó mediante tomografía computarizada (TC).

La tomografía computarizada utiliza rayos X y una computadora para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo.

Los investigadores encontraron que las personas que aumentan el sueño de seis horas o menos a siete a ocho horas reducen la ganancia de grasa visceral en aproximadamente un 26 por ciento.

Otros estudios han identificado una asociación entre la duración del sueño y el aumento de grasa visceral. Un estudio de cinco años encontró "extremos de duración del sueño" asociados con el aumento de grasa visceral.

Específicamente, dormir menos de seis horas y registrar más de ocho horas se asoció con aumentos de grasa visceral. Esta tendencia solo se observó en participantes menores de 40 años.

Consejos para reducir la grasa visceral

De acuerdo con expertos no existe un enfoque único que combata la grasa visceral, más bien es el compromiso de cada persona en adoptar un estilo de vida saludable.

Comer bien es parte integral de este esfuerzo para mejorar su enfoque de la alimentación.

"Si quieres reducir la grasa de tu vientre, necesitarás quemar más calorías (energía) de las que consumes y comer los tipos de alimentos adecuados", explica Bupa.

Según el organismo de salud, tratar de comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día e incluir alimentos ricos en fibra con almidón en las comidas puede ayudar a lograrlo.

Otros consejos clave incluyen:

Consuma algunas bebidas lácteas o de soja bajas en grasa enriquecidas con calcio

Come más frijoles, legumbres, pescado y huevos.

Consume pequeñas cantidades de aceite insaturado.

Beba de seis a ocho vasos de agua al día.

Evite agregar sal o azúcar a sus comidas.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

La proteína también puede ser una forma útil de perder peso porque te hace sentir más lleno que los carbohidratos y las grasas, señala Bupa.

"Por lo tanto, si incluye una fuente magra de proteína, como el pollo blanco sin piel, en sus comidas puede encontrar que no tiene tanta hambre y, por lo tanto, coma menos".

Buenas fuentes incluyen pechuga de pollo, atún, caballa, salmón, huevos, leche, lentejas rojas, garbanzos, pan integral, nueces y soja.

Le puede interesar: Tabla de colesterol por edad: cuál debería ser su nivel de colesterol saludable

El otro componente clave para la reducción de grasa visceral es realizar ejercicio físico con regularidad.

Los estudios han demostrado que puede ayudar a recortar la grasa visceral o prevenir su crecimiento tanto con actividad aeróbica (como caminar a paso ligero) como con entrenamiento de fuerza (ejercicio con pesas), informa Harvard Health.

Según el organismo de salud, los ejercicios localizados, como los abdominales, pueden tensar los músculos abdominales pero no llegarán a la grasa visceral.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Obesidad


 


 


 

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Obesidad

Síguenos