Obesidad

Los niños que cenan tarde son más obesos: Estudio

El dormir contribuye al crecimiento y desarrollo del sistema inmune, entre otros beneficios

Por Rocío Silva

-

Los niños que cenan tarde son más obesos: Estudio

Los niños que cenan tarde son más obesos y presentaban mayores alteraciones circadianas que los que lo hacen temprano, esa ha sido la conclusión de una tesis doctoral realizada en la Universidad de Murcia por Nuria Martínez Lozano.

Este trabajo de investigación, que ha obtenido la calificación de sobresaliente "cum laude", analizó una muestra formada por 432 escolares de entre 8 y 12 años de tres centros educativos de la región, a los que realizó mediciones antropométricas, de composición corporal, de alimentación y sueño durante siete días.

Durante los niños usaron un reloj de pulsera en la mano no dominante que integraba un sensor de temperatura corporal y otro de actividad y posición, con cuyos datos se obtuvo la variable integradora que los analizaba y en una submuestra se estudiaron los ritmos de luz con un luxómetro.

Lee también: Bebés alimentados con leche de fórmula sufren más de obesidad: estudio

En muestras de saliva se analizaron dos hormonas circadianas, el cortisol y la melatonina, y biomarcadores de inflamación, de lo que se ha concluido con técnicas no invasivas que las niñas presentaban una función circadiana mejor que la de los niños.

¡Síguenos en Facebook y YouTube!

Este trabajo ha sido dirigido por la catedrática de fisiología y bases fisiológicas de la nutrición en esa universidad Marta Garaulet.

Foto: Pixabay

Otros beneficios de dormir temprano

Algunos estudios sobre la importancia del sueño en los niños, han demostrado que al dormir se activan zonas cerebrales y se logran varios beneficios, por lo que existen verdaderas razones por las que los pequeños deben ir a dormirse temprano:

Mientras duermen, durante la noche, los niños recuperan la energía suficiente para continuar con las actividades el día siguiente.

Lee también:  Sobrepeso y obesidad causan pie plano en niños: estudio

Las horas de sueño ayudan a que el cerebro procese la información que almacena y además produce las sustancias químicas que necesita para funcionar.

Los expertos recomiendan entre 10 y 11 horas de sueño en los niños, ya que de esta forma tienen el tiempo suficiente para descansar y reponerse al 100%.

El dormir contribuye al crecimiento y desarrollo del sistema inmune.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Obesidad

También los estudios han demostrado que los niños que duermen temprano, serán adultos con menos probabilidades de enfermedades, sobre todo, no correrán riesgo de sufrir Alzheimer.

Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Obesidad