Obesidad

Reducir grasas, azúcares y sales, clave para la alimentación saludable, expertos

Reducir el consumo de grasa, azúcar refinada y sal, además de incluir cinco porciones diarias de frutas y verduras, ayuda a mantener una buena alimentación

Por Flor Valenzuela

-

Reducir grasas, azúcar y sal para alimentación saludable (Pixabay)

Reducir el consumo de grasa, azúcar refinada y sal, además de incluir cinco porciones diarias de frutas y verduras, ayuda a mantener una buena alimentación, afirmó la Jefa del Departamento de Nutrición del Instituto Nacional de Cancerología, Luigina de Nicola.

La especialista aseguró que las personas con problemas de sobrepeso y obesidad deben cuidar las porciones que diariamente consumen.

En los niños, es indispensable evitar que consuman jugos o bebidas artificiales porque tienen un alto contenido calórico, y sustituirlos por agua natural.

Explicó que el primer paso para que los niños puedan llevar una alimentación saludable es hablar directamente con ellos, saber cuáles son los alimentos sanos que son de su agrado para preparárselos en diferentes combinaciones en casa, además de darles todos los días frutas y verduras.

Lee más: Cinco formas para ayudar a que mi hijo suba de peso de forma saludable

También sugirió que para procurar que consuman alimentos saludables que no les agradan mucho, hay que modificarlos de manera visual y combinarlos con otros alimentos para cambiar el sabor y sean agradables de los niños.

La Jefa del Departamento de Nutrición comentó que en México la población adquiere cada vez más conciencia de la importancia de tener una alimentación saludable, las personas están más informadas, y con ello “podremos lograr que se la alimentación equilibrada se vuelva un hábito y que no sea ocasional”.

¿Conoces a alguien que padezca esta afección?

Si 0%
No 0%

Luigina de Nicola consideró que también la activación física por lo menos cinco días a la semana contribuye a mantener una vida saludable, e hizo hincapié en que se debe empezar de inmediato, poco a poco y la persona empezará a sentir el cambio positivo en su organismo.

Aseguró que la combinación de la alimentación equilibrada y activación física hará que la persona sienta mejora en la digestión, resistencia física y una condición de bienestar general, que no es difícil ni costoso llevarlo a cabo, sólo se requiere un poco de disciplina.

¡Síguenos en Facebooky YouTube!

Consejos para reducir el consumo de azúcar

Compare las etiquetas de los alimentos y elija productos con la menor cantidad de azúcares añadidos. Los productos lácteos y de frutas contienen algunos azúcares naturales. Los azúcares añadidos se pueden identificar en la lista de ingredientes.

Reduzca el tamaño de la ración. Al hornear galletas, brownies o pasteles, reduzca el azúcar que se indique en la receta de un tercio a la mitad. A menudo no notará la diferencia.

Pruebe con extractos. En lugar de añadir azúcar a las recetas, utilice extractos como almendra, vainilla, naranja o limón.

Lee más: 

Sustitúyalo por completo. Mejore los alimentos con especias en lugar de azúcar. Pruebe el jengibre, la pimienta de Jamaica, la canela o la nuez moscada.

Limite la ingesta de edulcorantes no nutritivos. Si intenta bajar de peso, una solución temporal para satisfacer su lado goloso puede ser con edulcorantes no nutritivos. ¡Pero cuidado! Asegúrese de que sustituir las opciones azucaradas por edulcorantes no nutritivos no signifique que coma o beba más.

Deshágase del azúcar de mesa (blanco y moreno), el sirope, la miel y la melaza. Reduzca la cantidad de azúcar que se añade a lo que come o bebe con regularidad, como cereales, panqueques, café o té. Pruebe a reducir la cantidad habitual de azúcar añadiendo la mitad y vaya reduciendo poco a poco.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Obesidad

Sustituya el refresco. El agua es lo mejor, sin embargo, si desea algo dulce para beber o está intentando bajar de peso, las bebidas dietéticas son una mejor opción que las bebidas azucaradas.

Coma fruta fresca, congelada, seca o enlatada. Elija fruta enlatada en agua o jugo natural. Evite la fruta enlatada en sirope, especialmente el sirope concentrado. Escurra y enjuague la fruta en un colador para eliminar el exceso de sirope o jugo.

Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Obesidad