Obesidad

Usos y propiedades del diente de león

En la medicina popular de la Antigua Grecia ya se apreciaba el diente de león por sus propiedades contra las molestias estomacales

Por Soy Vida

- 04 de Julio de 2020 - 12:52 hs
null
null

La planta es ampliamente utilizada en los casos donde se presentan trastornos digestivos o gástricos. También es uno de los aliados ideales para mejorar la digestión. El diente de león es un depurativo natural para el hígado.

Es una pequeña planta con flor de la familia de las asteráceas que crece en todas las regiones del mundo. Crece alrededor de 40 centímetros, y obtiene su particular nombre por la forma de la punta de las hojas, que asemejan a una letra “V”, o el diente de un león.

Se distingue por ser una planta herbácea y perenne que crece y se desarrolla con mucha facilidad en climas templados. Además, es muy apreciada por los agricultores por su facilidad de reproducción y porque crece de manera rápida y efectiva.

Durante siglos esta planta medicinal ha sido utilizada para curar y prevenir muchas enfermedades. Hoy en día es una de las hierbas más estudiadas por la ciencia médica occidental. Así que, si la has visto alguna cerca, igual a partir de ahora tienes razones para no eliminarlas de tu jardín, sino todo lo contrario, para recolectarlas.

Beneficios del diente de león.

El diente de león no se limita a la digestión: la planta se puede aplicar sobre la piel como un tónico para eliminar las impurezas en el rostro, y también es muy útil como tratamiento para el acné.

Todo este cúmulo de beneficios es posible gracias a sus componentes como la inulina, un glúcido que libera fructosa en la digestión. Esta fructosa posteriormente es absorbida en pequeña medida por el organismo, pues no hay enzimas especiales que la hidrolicen.

A su vez contiene sales minerales que ayudan a balancear el agua en las células, contribuyen a mejorar el proceso metabólico, y son elementos activos en el proceso de funcionamiento del sistema inmunológico.

Por si fuera poco, las hojas del diente de león son muy ricas en las vitaminas A y C, además de poseer un alto contenido de hierro.

Es frecuente ver a los dientes de león rodeados en su totalidad de maleza, esto se debe a que pueden crecer en cualquier campo, pero lo cierto que sus hojas son muy ricas en nutrientes, y tiene muchos, además de muy importantes, usos medicinales.

Su apariencia es bastante común a la vista. Se trata de una pequeña planta de tallo alargado y con numerosas flores que pueden ser entre amarillas o blancas, dispuestas en forma esférica.

Generalmente no importa si son cultivadas en huertos propios o si se recogen espontáneamente de cualquier campo o monte para su consumo. Lo que sí se recomienda es que, de recurrir a la segunda opción, se recoja de sitios donde no esté en contacto con animales, ni cerca de carreteras porque están expuestas al polvo, el humo de los vehículos y la contaminación en general.

Propiedades diente de león.

La planta es ampliamente utilizada en los casos donde se presentan trastornos digestivos o gástricos. También es uno de los aliados ideales para mejorar la digestión.

El diente de león es un depurativo natural para el hígado. El hígado es un órgano que cumple con funciones muy importantes en nuestra vida diaria, por lo que hay que ponerle especial atención a su cuidado. En caso de padecer de hígado graso, también es frecuente el uso de esta planta. Su consumo aumenta la secreción en la bilis, actúa como preventivo contra posibles hemorragias en este órgano, mientras que por otro lado mejora la pureza de la sangre.

Súmate al canal de Telegram de Soy Vida para recibir noticias sobre Obesidad

Modos de uso diente de león.

La forma más extensamente popularizada de ingerir el diente de león es mediante infusiones. Esta planta, a pesar de ser tan fácil de obtener, puede representar grandes y provechosos cambios para tu salud, por las diferentes cualidades que tiene y por la cantidad de beneficios que te aporta.

¡Suscríbete a nuestra página de Youtube!

Sólo necesitas agua y algunas hojas de diente de león, bien puedes usarlas secas o frescas. La preparación es igualmente sencilla, basta con poner a calentar un litro de agua hasta que hierva, para luego verter todas las hojas. Déjalas en la cocina por no más de cinco minutos, y posteriormente pon toda la preparación a reposar. Si quieres mejorar el sabor, te recomendamos endulzar el té con un poco de miel de abeja o azúcar.

Puedes tomar esta infusión de forma preventiva o como liberador de toxinas de vez en cuando. Eso sí, si quieres aumentar los beneficios, establece cierta periodicidad en el consumo de esta bebida.

¿Quieres mantenerte informado? Síguenos en Google News y entérate de nuestras noticias más destacadas ¡Da clic aquí y dale clic a la estrella!

Síguenos en

Soy Vida

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre salud y ciencia

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Obesidad

Síguenos